Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1986

Las primeras referencias a Sierra Nevada se remontan al siglo I, cuando Plinio el Viejo ya mencionó la existencia del monte Solarius en la zona fronteriza entre las provincias romanas de Hispania de la Bética y la Tarraconense. Isidoro de Sevilla se refería a ella como el monte Solorio, derivado de mont Oriens, monte en el que luce el sol antes de salir durante la época visigoda. Posteriormente, diversos autores islámicos utilizaron la denominación Yabal Sulayr (monte del Sol o del Aire), Yabal-al-Tay (monte de la Nieve); o simplemente monte Sulayr. Otras denominaciones posteriores han sido monte del Sol, del Aire y de la Nieve y también Sierra de la Helada o Sierra del Sol, siendo a partir del siglo XVIII bautizada de la forma en que es conocida hoy en día: Sierra Nevada.

A partir del siglo XVIII, bajo la influencia de las ideas de la Ilustración, se inicia una intensa actividad de exploración sistemática de la sierra. Sobresale la expedición encargada por el Marqués de la Ensenada, a la que siguieron otras protagonizadas por importantes científicos – botánicos, biólogos y geólogos que comenzaron a describir en sus obras el importantísimo legado natural de Sierra Nevada. Autores como Washington Irving se establecieron en sus inmediaciones en el siglo XIX.

En 1986 Sierra Nevada fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Posteriormente, en 1989 fue declarada Parque Natural por el Parlamento de Andalucía y en 1999 vino a sumarse a la Red de Parques Nacionales.

Cuenta la leyenda que el rey nazarí Muley Hassem, padre de Boabdil, se prendó de Isabel de Solís, doncella cristiana a quien convirtió en su favorita bajo el nombre de Soraya. En venganza, la sultana Aixa alentó una guerra civil que acabó con la derrota del monarca. Abatido, Muley abdicó en su hermano El Zagal y abandonó Granada rumbo al exilio. Pero cayó enfermo de muerte en Mondéjar. Desde allí, Soraya hizo llevar su cuerpo al pico más alto de Sierra Nevada, que en su honor se llama Mulhacén. Lo cierto es que, además de ser tierra de leyendas, toda la sierra alberga un rico patrimonio cultural e histórico acumulado durante siglos. Tartesos, visigodos, romanos,… han dejado su huella en la región, si bien el más importante legado cultural procede de la civilización musulmana de la que aún se conservan, por ejemplo, sofisticadas técnicas de regadío, cuyas acequias y regatos surcan las laderas recogiendo agua del deshielo y la escorrentía para ser aprovechada en usos y actividades tradicionales. Esta enorme fortaleza natural sirvió de refugio a los moriscos hasta que, después de numerosas rebeliones y alzamientos, fueron expulsados a mediados del siglo XVI tras la sublevación de Aben-Humeya. Sierra Nevada es en sí un elemento de identidad cultural para las gentes de estas tierras.

Lo más significativo del período musulmán son las sofisticadas técnicas de regadío, cuyas acequias y regatos surcan las laderas recogiendo agua del deshielo y la escorrentía para ser aprovechada en usos y actividades tradicionales. Sierra Nevada es en sí un elemento de identidad cultural para las gentes de estas tierras, cuyo interés viene a ser refrendado ahora por el legislador al declarar su conservación de interés general para la Nación.

Sierra Nevada sobresale por su vegetación, por contar con la flora endémica más importante de Europa, esta, gracias entre otras características a su altura y su baja latitud. Es por esa variedad junto con su paisaje y también su fauna, que en el año 1.986 fue declarada Reserva de la Biosferapor la UNESCO , tres años después Parque Natural, y en 1999 se le concedió la máxima protección ambiental existente en nuestro país, Parque Nacional.

Antes de la proliferación de los frigoríficos subían los neveros con sus caballerizas a la sierra para cargarlas de nieve en verano y bajar con ella en el fresco de la noche y así venderla por la ciudad. De ellos ha quedado su tradicional “Camino de los Neveros”, que sube desde Granada, pasa por la Fuente de Los Neveros, el Purche, las faldas del Dornajo hasta la base del Veleta. La administración actualmente lo ha recuperado como Cañada Real, en esa lucha en que ahora se encuentra en no perder los usos de los terrenos por donde pasaba tradicionalmente el ganado trashumante. Al igual que los Ayuntamientos sacan a concurso el pasto de sus terrenos en la sierra para uso del ganado, ocurría con el derecho a la distribución de esa nieve occidental, su comercialización periódicamente se subastaba por el gobierno municipal. Una de las familias que heredó ese derecho de disponer de la nieve, lleva años reclamando a la estación de esquí una compensación económica por el “uso” de la nieve, pretendiendo cobrar un canon por cada esquiador.

Una de las costumbres que se están perdiendo en el deshielo son “los careos”. Se trata de una forma de aprovechar las aguas que descienden por el río para alimentar a los acuíferos. Las acequias de careos se cargan de agua en los tramos altos de los ríos para soltarla después en las laderas de la sierra, ayudando a su filtración. Gracias a estos careos y a las filtraciones del resto de las acequias, los numerosos pequeños manantiales que existen, no se secan durante el verano.

Durante el siglo XIX tan sólo algunos grandes aficionados, con material rudimentario, efectuaban excursiones a las zonas más aptas teniendo que realizar para ello grandes esfuerzos debido a la inexistencia de remontes adecuados.

Fue a finales del siglo XIX, cuando elescritor granadino Ángel Ganivet, cónsul de España en Helsinki, comentaba en sus “Cartas” a un diario granadino la idea de crear en Sierra Nevada lo que el llamó la Finlandia granadina, estimulando así el nacimiento de los deportes de nieve en las cumbres del macizo montañoso. Los más experimentados tenían la certeza de que Sierra Nevada presentaba unas óptimas posibilidades para el deporte.

En 1898 nació la legendaria agrupación “Diez Amigos Limited” que vivió la época heroica de este deporte. Este acontecimiento fue clave para el alpinismo andaluz. Se trataba de una sociedad constituida por miembros del Centro Literario y Artístico de Granada unidos por su afición a la práctica del , con el objeto de practicar el montañismo. Su primera excursión se produjo en el verano de 1899.

En 1912, los “Diez Amigos Limited” se convierten en la Sociedad Sierra Nevada, tercer club más antiguo de España y pionero en Andalucía, trabajando en el desarrollo turístico y deportivo de la Estación e impulsando la construcción del primer albergue en el macizo montañoso granadino, en la Hoya de la Mora.

Ya en los años veinte tendrá lugar otro de los hitos más importantes en la vida de Sierra Nevada. Se construirá la carretera (con el trazado que perdura hasta nuestros días) y un ferrocarril eléctrico, cuyo itinerario atravesaba parajes de singular belleza. Estas infraestructuras fueron determinantes para acercar la Sierra a los granadinos, que hasta ahora habían vivido de espaldas a estos parajes.

Poco a poco, se iban viendo las posibilidades del macizo montañoso granadino como importante foco turístico, aunque su dimensión no fue suficientemente calibrada entonces.

Ya en 1964, el Ayuntamiento de Granada ideó el Plan Municipal de Promoción de Sierra Nevada y se inició el desarrollo turístico con la creación de la urbanización “Sol y Nieve”.

En 1964 nace Centros Turísticos S.A. (Cetursa), que más tarde adoptará su denominación actual, Cetursa Sierra Nevada S.A. y que se convierte en la empresa de gestión de la Estación de Esquí. El desarrollo turístico de la Sierra será ya imparable. La práctica del esquí comenzó su despegue a gran escala con la construcción del Telesilla Parador, la inauguración del hotel de tres estrellas “Sierra Nevada” (1966) y, posteriormente, la apertura de la zona de Borreguiles a través del Telecabina Borreguiles en 1969.

En 1985 entran en el accionariado de CETURSA los actuales responsables, encabezados por la Junta de Andalucía, relanzándose la Estación con grandes inversiones económicas, siendo a partir de la celebración de los Campeonatos del Mundo en 1996, cuando se escribe la última etapa de la Estación, situándola como una de las más importantes de Europa.

Ya a finales del siglo XIX, el escritor granadino Ángel Ganivet, cónsul de España en Helsinki, en sus “Cartas” a un diario granadino, comentaba la idea de crear en Sierra Nevada la Finlandia andaluza, estimulando así el nacimiento de los deportes de nieve en las cumbres de Granada.Parecía existir una coincidencia general en que Sierra Nevada presentaba unas óptimas posibilidades para el deporte. De hecho, su tradición se remonta ya a 1.898, con el nacimiento de la sociedad “Diez Amigos Limited”, que vivió los años heroicos de este deporte, siendo en 1.912 cuando se convierten en la Sociedad Sierra Nevada, tercer club más antiguo de España y pionero en Andalucía, trabajando en el desarrollo turístico y deportivo de la Estación e impulsando la construcción del primer albergue en el macizo montañoso granadino, en la Hoya de la Mora.A principios de siglo y años posteriores, Sierra Nevada no había sido nunca un centro de atracción para la práctica del esquí. Sólo algunos grandes aficionados, con material rudimentario, efectuaban excursiones a las zonas más aptas teniendo que realizar para ello titánicos esfuerzos ante la inexistencia de remontes adecuados.A partir de los años veinte, con la construcción de la carretera Granada-Sierra Nevada y de un ferrocarril eléctrico, cuyo itinerario atravesaba parajes de singular belleza, comienza a difundirse entre los granadinos la afición por la nieve.En 1964 nace Centros Turísticos S.A. (CETURSA), que se convierte en la empresa de gestión dela Estación de Esquí, iniciándose así el desarrollo turístico de Sierra Nevada.La práctica del esquí comenzó su despegue con la construcción del Telesilla Parador y, posteriormente, la apertura de la zona de Borreguiles a través del Telecabina Borreguiles en 1.969.
Desde principios de siglo, la Estación ha sido escenario de numerosas pruebas deportivas, tanto de las distintas modalidades de esquí, como de otros deportes: parapente, atletismo, ciclismo y bicicleta de montaña. Un lugar de privilegio ocupa la celebrada en el año 1996, los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, que sin lugar a dudas, es el hecho más significativo de la historia reciente de Sierra Nevada.

Hay que destacar otra gran cita deportiva internacional que tuvo lugar del 3 al 11 de junio del 2.000, aunque ya fuera de temporada invernal, y que reunió en Sierra Nevada a los mejores de esta apasionante y aventurera modalidad ciclista, que cada día es seguida por más aficionados: los Campeonatos del Mundo de Mountain Bike, otorgados a Sierra Nevada por la UCI (Unión Ciclista Internacional).

También en temporada 2000/2001 y ya en el mes de junio, Sierra Nevada celebró las pruebas de parapente correspondientes a los II Juegos Aéreos Mundiales, con una amplia participación nacional y extranjera, en los que los pilotos españoles realizaron un buen papel y en los que se batió el record de distancia.

Sierra Nevada ocupa una considerable superficie de las provincias de Granada y Almería. Este Espacio Natural incluye más de 60 municipios de las comarcas de el Marquesado del Zenete, el Valle de Lecrín, la Sierra Nevada poniente, la cuenca del Río Nacimiento y, por último, la Alpujarra , la de mayor extensión y que fuera el último reducto morisco en el Reino de Granada.

Los romanos la llamaron Mons Slorius, los árabes Xolair Atzalg o Gebal Xolair (topónimos mozárabes arabizados: “Monte del Sol”). Ha sido considerada a lo largo de la historia como una maravilla natural. Los tratadistas árabes como Al Jatib o El Idrisi la describen con precisión. De estos parajes partían las caravanas cargadas con la seda que se producía en sus comarcas hacia países ricos, legendarios y lejanos. La Alpujarra se configura al sur del macizo como una comarca de marcada personalidad. Su inexpugnabilidad frente a romanos, árabes e incluso castellanos y franceses a lo largo de la historia ha hecho posible que antiquísimos usos y tradiciones lleguen intactos hasta nuestros días. Sus recursos naturales son utilizados desde hace mucho, desde el oficio antiguo de los neveros hasta las nuevas configuraciones de aprovechamiento turístico resumidas en sus estaciones invernales de esquí, las más meridionales de Europa, que dejan muy atrás el nostálgico recuerdo de los tranvías que surcaban sus puertos en época no muy lejana, aunque su verdadera importancia no natural radica en el entramado cultural de sus numerosos asentamientos humanos.


Cuenta la leyenda que el rey nazarí Muley Hassem, padre de Boabdil, se prendó de Isabel de Solís, doncella cristiana a quien convirtió en su favorita bajo el nombre de Soraya. En venganza, la sultana Aixa alentó una guerra civil que acabó con la derrota del monarca. Abatido, Muley abdicó en su hermano El Zagal y abandonó Granada rumbo al exilio. Pero cayó enfermo de muerte en Mondéjar. Desde allí, Soraya hizo llevar su cuerpo al pico más alto de Sierra Nevada, que en su honor se llama Mulhacén. Lo cierto es que, además de ser tierra de leyendas, toda la sierra alberga un rico patrimonio cultural e histórico acumulado durante siglos. Tartesos, visigodos, romanos,… han dejado su huella en la región, si bien el más importante legado cultural procede de la civilización musulmana de la que aún se conservan, por ejemplo, sofisticadas técnicas de regadío, cuyas acequias y regatos surcan las laderas recogiendo agua del deshielo y la escorrentía para ser aprovechada en usos y actividades tradicionales. Esta enorme fortaleza natural sirvió de refugio a los moriscos hasta que, después de numerosas rebeliones y alzamientos, fueron expulsados a mediados del siglo XVI tras la sublevación de Aben-Humeya. Sierra Nevada es en sí un elemento de identidad cultural para las gentes de estas tierras.

Lo más significativo del período musulmán son las sofisticadas técnicas de regadío, cuyas acequias y regatos surcan las laderas recogiendo agua del deshielo y la escorrentía para ser aprovechada en usos y actividades tradicionales. Sierra Nevada es en sí un elemento de identidad cultural para las gentes de estas tierras, cuyo interés viene a ser refrendado ahora por el legislador al declarar su conservación de interés general para la Nación.

Sierra Nevada sobresale por su vegetación, por contar con la flora endémica más importante de Europa, esta, gracias entre otras características a su altura y su baja latitud. Es por esa variedad junto con su paisaje y también su fauna, que en el año 1.986 fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO , tres años después Parque Natural, y en 1999 se le concedió la máxima protección ambiental existente en nuestro país, Parque Nacional.

Antes de la proliferación de los frigoríficos subían los neveros con sus caballerizas a la sierra para cargarlas de nieve en verano y bajar con ella en el fresco de la noche y así venderla por la ciudad. De ellos ha quedado su tradicional “Camino de los Neveros”, que sube desde Granada, pasa por la Fuente de Los Neveros, el Purche, las faldas del Dornajo hasta la base del Veleta. La administración actualmente lo ha recuperado como Cañada Real, en esa lucha en que ahora se encuentra en no perder los usos de los terrenos por donde pasaba tradicionalmente el ganado trashumante. Al igual que los Ayuntamientos sacan a concurso el pasto de sus terrenos en la sierra para uso del ganado, ocurría con el derecho a la distribución de esa nieve occidental, su comercialización periódicamente se subastaba por el gobierno municipal. Una de las familias que heredó ese derecho de disponer de la nieve, lleva años reclamando a la estación de esquí una compensación económica por el “uso” de la nieve, pretendiendo cobrar un canon por cada esquiador.

Una de las costumbres que se están perdiendo en el deshielo son “los careos”. Se trata de una forma de aprovechar las aguas que descienden por el río para alimentar a los acuíferos. Las acequias de careos se cargan de agua en los tramos altos de los ríos para soltarla después en las laderas de la sierra, ayudando a su filtración. Gracias a estos careos y a las filtraciones del resto de las acequias, los numerosos pequeños manantiales que existen, no se secan durante el verano.

HISTORIA DE LA ESTACIÓN

 Ya a finales del siglo XIX, el escritor granadino Ángel Ganivet, cónsul de España en Helsinki, en sus “Cartas” a un diario granadino, comentaba la idea de crear en Sierra Nevada la Finlandia andaluza, estimulando así el nacimiento de los deportes de nieve en las cumbres de Granada.

Parecía existir una coincidencia general en que Sierra Nevada presentaba unas óptimas posibilidades para el deporte. De hecho, su tradición se remonta ya a 1.898, con el nacimiento de la sociedad “Diez Amigos Limited”, que vivió los años heroicos de este deporte, siendo en 1.912 cuando se convierten en la Sociedad Sierra Nevada, tercer club más antiguo de España y pionero en Andalucía, trabajando en el desarrollo turístico y deportivo de la Estación e impulsando la construcción del primer albergue en el macizo montañoso granadino, en la Hoya de la Mora.

A principios de siglo y años posteriores, Sierra Nevada no había sido nunca un centro de atracción para la práctica del esquí. Sólo algunos grandes aficionados, con material rudimentario, efectuaban excursiones a las zonas más aptas teniendo que realizar para ello titánicos esfuerzos ante la inexistencia de remontes adecuados.

A partir de los años veinte, con la construcción de la carretera Granada-Sierra Nevada y de un ferrocarril eléctrico, cuyo itinerario atravesaba parajes de singular belleza, comienza a difundirse entre los granadinos la afición por la nieve.

En 1964 nace Centros Turísticos S.A. (CETURSA), que se convierte en la empresa de gestión de la Estación de Esquí, iniciándose así el desarrollo turístico de Sierra Nevada.

La práctica del esquí comenzó su despegue con la construcción del Telesilla Parador y, posteriormente, la apertura de la zona de Borreguiles a través del Telecabina Borreguiles en 1.969.

Desde principios de siglo, la Estación ha sido escenario de numerosas pruebas deportivas, tanto de las distintas modalidades de esquí, como de otros deportes: parapente, atletismo, ciclismo y bicicleta de montaña. Un lugar de privilegio ocupa la celebrada en el año 1996, los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, que sin lugar a dudas, es el hecho más significativo de la historia reciente de Sierra Nevada.

Hay que destacar otra gran cita deportiva internacional que tuvo lugar del 3 al 11 de junio del 2.000, aunque ya fuera de temporada invernal, y que reunió en Sierra Nevada a los mejores de esta apasionante y aventurera modalidad ciclista, que cada día es seguida por más aficionados: los Campeonatos del Mundo de Mountain Bike, otorgados a Sierra Nevada por la UCI (Unión Ciclista Internacional).

También en temporada 2000/2001 y ya en el mes de junio, Sierra Nevada celebró las pruebas de parapente correspondientes a los II Juegos Aéreos Mundiales, con una amplia participación nacional y extranjera, en los que los pilotos españoles realizaron un buen papel y en los que se batió el record de distancia.

Desde principios de siglo, la Estación de Sierra Nevada ha sido escenario de numerosas pruebas deportivas, tanto de las distintas modalidades de esquí, como de otros deportes: parapente, atletismo, ciclismo y bicicleta de montaña.

La primera de ellas, por su importancia en orden cronológico, tuvo lugar en 1914, con la celebración de la Semana Deportiva Nacional. Más adelante, en 1932, se celebró el Premio Hispano Andorrano, produciéndose un paréntesis por la Guerra Civil española que no se cerraría hasta 1940, año en el que se disputó el Campeonato de España, y que daría paso a fructíferos años de competiciones nacionales durante 1941, 1943 y 1945. Así, en la década de 1956 a 1966, se celebró sin interrupción la Semana Deportiva Internacional, otra de las pruebas históricas de Sierra Nevada.

En los años sesenta se produjo un vacío que fue desde la “Semana Deportiva Internacional”, desaparecida en 1966, hasta 1975, año en el que se albergó la “Copa de Europa de Damas”. A partir de este momento, la Sierra se ha convertido en un escenario habitual para los grandes eventos. Con “El VII Trofeo Eurosport (1976) y la “Final de la Copa del Mundo de Esquí Alpino para hombres y damas” (1977) se inició una abundante actividad competitiva que dura hasta nuestros días. En la clasificación general de esta final rezan nombres emblemáticos como el de Lise Marie Morerod, Anne Marie Moser-Proell y Mónica Kasereren (primera, segunda y tercera clasificadas respectivamente) e Ingemar Stenmark, Klaus Heidegger y Franz Klammer, que coparon el podio en categoría masculina.

El interés por la competición deportiva continúa y se crea, ya en 1986 el Trofeo Ardilla, prueba internacional infantil de Esquí Alpino, que se celebró ininterrumpidamente hasta 1992.

A principios de los años noventa, esta era ya una de las mejores estaciones de esquí de España. Buena prueba de ello es la celebración en sus pistas de la “Final de la Copa de Europa de Esquí Alpino”. Así se llegó al año 1990, fecha que marca un antes y un después en la vida de Sierra Nevada. Un hito que supuso el reconocimiento oficial a nivel mundial de la calidad que atesora la estación. En el Congreso de la Federación Internacional de Esquí, celebrado aquel año en Montreux (Suiza), Sierra Nevada era designada como Sede de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino de 1995. Finalmente, el Mundial tuvo que ser aplazado al año 1996 debido a la escasez de nieve. Como rodaje, se celebraron pruebas de Copa del Mundo de Hombres y Damas en los años 93 y 94. Pero no cabe duda de que el tremendo éxito de organización y público que supusieron los Campeonatos del Mundo en 1996, ha constituido el colofón de este proceso de consolidación de la Sierra.

Pero con la celebración de los Campeonatos del Mundo en 1996 no concluyó la historia deportiva de Sierra Nevada. En 1998 vuelve el circuito Copa de Europa de hombres con la celebración en febrero de ese año de descenso y súper gigante.

En la temporada 98/99, del 8 al 14 de marzo, veintidós años después de aquella que se celebrara allá por el año 66, una gran fiesta final del circuito blanco volvió a las pistas de Sierra Nevada con la celebración de la Final de la Copa del Mundo para hombres y damas en la que de nuevo los mejores atletas de este deporte se dieron cita en la estación más meridional de Europa. Como colofón, siempre cerrando la Temporada, se celebró la XXV edición del Trofeo Nacional de Esquí para Veteranos que reunió a más de un centenar de practicantes de este deporte, llegados de España, Francia y Portugal.

En la Temporada 99/00, Sierra Nevada fue escenario de varios acontecimientos deportivos como la celebración los días 14 y 15 de febrero del 2000 de dos pruebas de la Copa de Europa de Esquí Alpino para Damas en las que se disputaron dos slalom gigantes, en los que hay que destacar la buena actuación de la esquiadora granadina Carolina Ruiz, que consiguió estar entre las tres primeras en uno de ellos. También se celebraron diversas pruebas de categoría nacional en las distintas modalidades de esquí, artístico, alpino, y otras de carácter regional.

Sin embargo, la nieve no es la única protagonista en las competiciones de Sierra Nevada. Hay que destacar otra gran cita deportiva internacional que tuvo lugar del 3 al 11 de junio de 2000, aunque ya fuera de temporada invernal, y que reunió en Sierra Nevada a los mejores de esta apasionante y aventurera modalidad ciclista, que cada día es seguida por más aficionados: los Campeonatos del Mundo de Mountain Bike, otorgados a Sierra Nevada por la UCI (Unión Ciclista Internacional). Este Organismo quedó muy satisfecho con la buena organización de dichos Campeonatos y así lo hizo constar oficialmente en palabras de su vicepresidente, el italiano Agostino Omini, quien expresó: “Sierra Nevada es una de las estaciones mejor preparadas que he visto hasta ahora. Espero que esta Organización sea un ejemplo a seguir por futuras sedes de Campeonatos de otros países”. Más de mil corredores de 50 países disputaron las distintas pruebas, destacando la actuación de los participantes del equipo español que consiguieron un buen palmarés con tres medallas de oro y dos de plata.

En la Temporada 2000/2001 se celebró un amplio programa de competiciones deportivas de ámbito nacional y regional en las modalidades de artístico, alpino, fondo y snowboard, donde destaca el Campeonato de España Absoluto de Esquí Alpino, que sufrió dos aplazamientos en otras estaciones españolas por falta nieve y que finalmente se trasladó a Sierra Nevada, así como el Campeonato de España Universitario y el juvenil de esquí alpino.

También en la temporada 2000/2001 y ya en el mes de junio, Sierra Nevada celebró los Campeonatos del Mundo de Parapente correspondientes a los II Juegos Aéreos Mundiales, con una amplia participación nacional y extranjera, en los que los pilotos españoles realizaron un buen papel y en los que se batió el record de distancia. A destacar también la opinión de los participantes de otros países, quienes alabaron las buenas condiciones que ofrece Sierra Nevada y su entorno para la práctica de este deporte y la buena organización de las pruebas.

Durante la temporada 2001/2002 se celebraron más de treinta pruebas deportivas de carácter regional, nacional e internacional, destacando los Juegos Europeos de Eurovisión, el Encuentro Europeo de Controladores Aéreos, el Trofeo Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas, los Campeonatos de España de Snowboard y el tradicional Trofeo Nacional de Veteranos, entre otros. Para la temporada 2002/2003 estaba previsto celebrar dos descensos femeninos del circuito Copa del Mundo de Esquí Alpino, aunque se suspendieron por las inclemencias del tiempo, pese a tener bastante nieve y todo preparado para su celebración. Finalmente, el viento jugó una mala pasada.

En la temporada 2003/2004 se han celebrado alrededor de una treintena de pruebas deportivas de distintas modalidades de esquí, destacando la Final de la Copa de Europa de Esquí Alpino para Hombres y Damas, prueba internacional FIS, cuyas fechas de celebración fueron del 8 al 14 de marzo y en la que participó la corredora granadina del equipo nacional de damas Carolina Ruiz, así como las jóvenes promesas del equipo español juvenil de hombres y damas. A destacar también la celebración, del 22 al 26 de marzo, de los Campeonatos de España Absolutos de Esquí Alpino.

Temporada 2004/2005: Sierra Nevada entra de nuevo en el circuito internacional de la competición con la celebración de pruebas de la Copa del Mundo de Snowboard durante los días 12 y 13 de marzo y que reunió en nuestra estación a los mejores del mundo de esta modalidad del deporte blanco. Además, las pistas de Sierra Nevada acogieron los Campeonatos de España Infantiles de Esquí Alpino, el Trofeo Nacional Ballantine´s de Snowboard, el Trofeo Nacional de Veteranos, como ya es tradicional, y distintas pruebas de carácter local, regional y nacional.
Temporada 2005/2006: Se celebra una importante competición internacional de una modalidad de esquí competitiva y atractiva por su espectacularidad: Copa del Mundo de Ski-Cross. Las distintas pruebas tuvieron lugar los días 10, 11 y 12 de marzo de 2006 con la participación de numerosos corredores de varios países, entre ellos España. Este año también tuvo lugar el Campeonato de España de Esquí Alpino Damas.

Resumen de principales eventos Deportivos (1914 – 2009)

Evento
1914
  • Semana Deportiva Nacional
1932
  • Premio Hispano Andorrano
1940
  • Campeonato de España Alpino
1941/43/45
  • Pruebas Nacionales de Esquí Alpino
1956-1966
  • Semana Deportiva Internacional
1975
  • Copa de Europa Esquí Alpino Damas
1976
  • VII Trofeo Eurosport Esquí Alpino
1977
  • Final Copa del Mundo Esquí Alpino Hombres y Damas
1986 al 1992
  • Trofeo Ardilla Internacional Infantil Alpino
1990
  • Final Copa de Europa Esquí Alpino Hombres y Damas
1993
  • Copa del Mundo Esquí Alpino Hombres
1994
  • Copa del Mundo Esquí Alpino Damas
1996
  • Campeonatos del Mundo Esquí Alpino
1998
  • Copa de Europa Esquí Alpino Hombres
1999
  • Final Copa del Mundo Esquí Alpino Hombres y Damas
2000
  • Campeonatos del Mundo de Mountain Bike
2001
  • II Juegos Aéreos Mundiales. Campeonato del Mundo de Parapente
2002
  • Juegos Europeos de Eurovisión Alpino
2004
  • Final Copa de Europa Esquí Alpino
2005
  • Copa del Mundo Snowboard
2006
  • Copa del Mundo Ski Cross
2007
  • Copa del Mundo Esquí Alpino Damas
2008
  • Copa del Mundo de Ski Cross
2009
  • Copa de Europa de Ski Cross
  • Campeonato de España de Esquí Alpino Infantil
  • Campeonato de España para personas con Discapacidad Física

<td “=”” width=”100″ align=”center”>Año

Temporada, 2006/2007: Sierra Nevada acogió dos importantes pruebas internacionales del circuito Copa del Mundo Damas de Esquí Alpino: un Slalom Gigante (24/02) y un Slalom Especial (25/02). En esta competición participaron 20 países, entre las competidoras estaba la granadita Carolina Ruiz. También, durante esa temporada se celebró la Semana internacional del Ski cross (Campeonato de Andalucía, Campeonato de España y Copa de Europa)

La pasada temporada 2007/2008, la estación de esquí celebró de nuevo la Copa del Mundo de Skicross en la que el checo Thomas Graus y la francesa Ophelie David obtuvieron el triunfo en esta competición. Los granadinos Rocío Delgado y Daniel Rienda participaron en casa. La esquiadora local logró un meritorio séptimo puesto. También se celebraron la Copa de Europa y el Campeonato de España de Skicross.
Esta temporada Sierra Nevada acogerá de nuevo la Copa de Europa de Ski cross, (28 de febrero de 2009) y el Campeonato de España de Esquí Alpino Infantil (30 y 31 de marzo de 2009). Por primera vez, la estación celebrará el Campeonato de España para personas con Discapacidad Física, del 6 al 10 de abril de 2009, con las siguientes modalidades de esquí alpino: Slalom (SL), Gigante (GS) y SuperGigante (SG).

Fuente: Granadapedia / Escuela Sierra Nevada / Alfonso y Amigos / Rincon Castellano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DanishEnglishKoreanSlovakSpanish
× ¿Cómo puedo ayudarte?