Biomagnetismo – Terapia con imanes | Alpujarra

El Biomagnetismo es un notable sistema terapéutico que fue desarrollado por el Doctor Isaac Goiz de México, a partir del año 1988 en adelante, y que hace uso de potentes imanes para combatir virus y otros gérmenes que están en el trasfondo de muchas enfermedades graves. Los descubrimientos inéditos del Dr. Goiz, como por ejemplo el concepto del “par biomagnético”, son tan trascendentes, que sólo las generaciones futuras de profesionales de la medicina, podrán dimensionarlos en sus verdaderos alcances.

Por esta razón los resultados visibles y contundentes del Biomagnetismo, superan notoriamente lo que había conseguido la Magnetoterapia, cuyos orígenes son muy anteriores en el tiempo.

Magnetoterapia como energetizante, la Magnetoterapia descubrió que el Polo Sur o positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, etc.

Magnetoterapia como analgésico y antiinflamatorio, el Polo Norte o negativo (-) del imán por el contrario es relajante, detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor, así como para combatir procesos inflamatorios.

Es debido a estas conclusiones a las que llegó hace tiempo la Magnetoterapia, que comenzaron a confeccionarse en el mercado, diversos dispositivos para aprovechar los efectos mencionados, en zonas más o menos amplias del cuerpo.

¿ MAGNETOTERAPIA O BIOMAGNETISMO ?

El biomagnetismo, también conocido como imanoterapia, es una terapia de curación alternativa que forma parte de otras ramas, como la magnetoterapia, y la electroterapia. Fue una práctica descubierta por el Dr. Goiz, un médico cirujano de nacionalidad mexicana. Desde entonces, el biomagnetismo médico ha sido aplicado para regular los procesos físico químicos, logrando hoy en día ser más conocido y aceptado como una disciplina en varios medios seudocientíficos y de medicinas alternativas.

El tratamiento con biomagnetismo está indicado para pacientes que padecen diferentes tipos de patologías debido a infecciones, lesiones, incluso síntomas de resfriado, diabetes, lesiones musculares, o hasta para tratar tumores, por ejemplo. Se trata de una terapia alternativa que puede mejorar el estado del cuerpo gracias a la aplicación de imanes.

El biomagnetismo médico ha cobrado fuerza en los últimos años, y está presente en varios centros de medicinas alternativas (como los que manejan acupuntura) o en centros de rehabilitación y fisioterapia, donde también se valen de sus ramas complementarias; magnetoterapia, electroterapia, etc. Muchos se someten a esta disciplina para equilibrar el funcionamiento del organismo, las glándulas, problemas emocionales, estrés, o para eliminar en lapsos breves diferentes casos de virus, hongos, o enfermedades crónicas que puedan ser tratadas.

Pero, en general, el biomagnetismo puede resultar una buena opción para aquellos que quieren probar algo que proporcione beneficios al cuerpo de forma segura, sin efectos secundarios, que sea indoloro, y que sea un buen complemento para otro tipo de tratamientos.

Se sabe que el cuerpo humano tiene un campo magnético, así como los demás seres vivos y la Tierra misma. Por ello, se aplican imanes con el propósito de recorrer la energía del cuerpo (puesto que tenemos electricidad), ya que todos generamos un pequeño electro imán con poco voltaje, y que, al estar desequilibrado, nos provoca ciertas enfermedades.

Las enfermedades provocan que nuestro pH cambie, y por ello, existe el biomagnetismo y los imanes de los que se vale para tratar de nivelarlo. El biomagnetismo se basa en 300 puntos distribuidos por el cuerpo, y funcionan igual que los imanes (campos positivos y negativos con puntos complementarios en derecha e izquierda del cuerpo). Los imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas) se aplican en zonas localizadas del cuerpo.

El Dr. Goiz presentó el cuerpo humano como un mapa de unos 280 pares biomagnéticos, pero asegura que no se puede curar al 100% TODO tipo de enfermedades, lo que sí es notable, es que presenta mejoras en muchos de los pacientes, así como una rápida curación para el cuerpo. La curación total depende de varios factores, como la reacción del cuerpo y el organismo, así como la predisposición de la gente a querer ser curada, la edad, y el tipo de problema que se está tratando (con sus causas).

Los imanes regulan la circulación de varios componentes del cuerpo y sus procesos bioquímicos, de ahí que se puedan tratar enfermedades endócrinas, cardíacas, inmunológicas, de metabolismo, emocionales, e incluso para tratar de dejar de fumar o para tratar el cáncer. Hay que saber que no todas las enfermedades son producidas por microorganismos; aunque estas son más fáciles de tratar porque, regulando el pH, se matan a varios de ellos. Además de esto, muchas enfermedades de las mencionadas han sido tratadas y curadas.

  • Ejerce un efecto de corrección sobre las distorsiones energéticas del organismo para aliviar la enfermedad.
  • Se consigue exterminar microorganismos dañinos como parásitos, virus, hongos, y bacterias.
  • Es compatible con otro tipo de tratamientos y medicinas.
  • Casi todos pueden someterse a dicha práctica.
  • Proporciona y dinamiza energía al cuerpo.
  • Es ideal para las lesiones musculares, fracturas, cicatrización, esguinces, rehabilitación, etc.
  • Acorta los tiempos de curación.
  • Puede tratar enfermedades complicadas como el cáncer.
  • Disminuye el dolor en zonas localizadas.
  • Es indolora, fácil y rápida, de aplicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DanishEnglishKoreanSlovakSpanish
× ¿Cómo puedo ayudarte?